Ataque coordinado contra una sinagoga e iglesias en Rusia dejando varios muertos

Hombres armados atacaron este domingo de forma coordinada iglesias ortodoxas y al menos una sinagoga, donde mataron a al menos 15 personas, incluido un sacerdote, al que han degollado, y agentes policiales, en la república rusa de Daguestán.

El Comité de Investigación de Rusia declaró que abrió una causa penal por «actos terroristas», sin dar a conocer los motivos o identidades de los autores de los ataques.

Los hechos ocurrieron en Majachkalá, capital de Daguestán, una república rusa de mayoría musulmana del Cáucaso fronteriza con Chechenia.

El líder de Daguestán, Serguéi Malikov, declaró la noche del domingo que «personas desconocidas intentaron desestabilizar la sociedad». «Sabemos quién está detrás de estos atentados terroristas y qué objetivo persiguen», agregó Malikov, sin aclarar contra quién iban dirigidos.

Melikov sañló que «más de 15 agentes fueron víctimas del ataque terrorista de hoy, defendiendo la paz y la tranquilidad de Daguestán con las armas en la mano». Anteriormente, las autoridades informaron de siete policías y dos civiles muertos.

«Me gustaría pedirles que mantengan la calma. La situación está controlada por las autoridades gubernamentales y las fuerzas del orden», contó a través de un vídeo publicado en su canal de Telegram y recogido por la agencia de noticias estatal rusa TASS.

El gobernador, que prometió ayuda económica a las familias de las víctimas, declaró tres días de luto -desde este lunes al miércoles-, por lo que las banderas ondearán a media asta y se cancelarán «todos los eventos y programas de entretenimiento».

Asimismo, confirmó la muerte de seis atacantes e indicó que pusieron fin a la «fase activa de las actividades operativas de combate» en la capital regional, Majachkala, y la ciudad de Derbent. No obstante, añadió que se llevarán a cabo medidas operativas de búsqueda hasta que se identifique a todos los participantes.

El Comité de Investigación Antiterrorista indicó en un comunicado a la agencia de noticias RIA Novosti que se registraron ataques en las ciudades de Derbent y Majachkalá contra dos iglesias ortodoxas, una sinagoga y un puesto de control policial.

Sacerdote y policías muertos
Gariyeva informó a la agencia que en Derbent murió un sacerdote de 66 años, al que han degollado, y que un policía local herido falleció posteriormente.

Por su parte, la Guardia Nacional rusa declaró que uno de sus oficiales había muerto en Derbent y varios otros agentes fueron heridos.

En total, se registraron 15 muertes aunque las autoridades no han comunicado el saldo final de los ataques.

La emisora regional de Daguestán RGVK identificó al sacerdote fallecido como Nikolai Kotelnikov e informó que el religioso trabajó durante más de 40 años en Derbent.

En videos publicados por los medios rusos, se pueden escuchar disparos en las calles de Majachkalá, donde un importante dispositivo policiaco fue desplegado.

El representante de la Federación de Comunidades Judías de Rusia, Boruch Gorin, informó en Telegram que «la sinagoga de Derbent está ardiendo» y que el templo judío de Majachkalá también fue «incendiado y quemado».

«No es posible acceder al lugar del incendio. Dos personas murieron: un policía y un guardia de seguridad», agregó.

Individuos armados dispararon contra un vehículo que transportaba policías, hiriendo a uno de ellos, en Sergokala, precisó el Ministerio del Interior regional a las agencias rusas.

El patriarca ruso Cirilo, jefe de la Iglesia Ortodoxa Rusa y ferviente apoyador del Kremlin, aseguró que el «enemigo» busca destruir «la paz interreligiosa» en Rusia, aunque evitó nombrar responsables.

En muchas ocasiones Rusia ha sido objeto de ataques reivindicados por la organización yihadista Estado islámico (EI), aunque su influencia es limitada en el país.

En marzo, un atentado reivindicado por el EI en la sala de conciertos Crocus City Hall, en los suburbios de Moscú, mató a más de 140 personas.

Régimen antiterrorista y detenciones
Las autoridades habían activado una operación jaula para intentar localizar a los responsables en Majachkala y Derbent y se declaró el régimen antiterrorista en toda la república, según informa el Comité Nacional Antiterrorista ruso.

«El director del Departamento de la Policía Federal para la República de Daguestán ha decidido activar una operación antiterrorista y aplicar el régimen legal antiterrorista para garantizar la seguridad de los ciudadanos, perseguir los crímenes terroristas y detener a las personas implicadas en un ataque armado», relató.

Además, las autoridades han informado de la detención del alcalde del distrito de Sergokalinski, Magomed Omarov, por la participación de sus hijos en los atentados. «Ha sido detenido porque sus hijos han participado en los atentados de Majachkala y Derbent. Se están realizando registros en la vivienda de Omarov. Él mismo está prestando declaración a la Policía», explicaron una fuente consultada por la citada agencia de noticias.

Posteriormente, Omarov fue expulsado del partido gubernamental Rusia Unida por «acciones que desacreditan» a la formación política, tal y como informó la rama regional de la agrupación.

El gobernador de Daguestán denunció un «intento de desestabilizar a la sociedad», mientras en redes sociales ya circulan imágenes de los supuestos atacantes en vídeos cuya autenticidad no ha podido ser verificada. Al menos uno de ellos tiene un callo en la frente vinculado habitualmente al rezo musulmán.

Fuente: Perfil