Crimen del ingeniero en Chaco: detuvieron a cuatro personas por el asesinato en Resistencia

Alfredo Faitini, un ingeniero de la Municipalidad de Resistencia, fue asesinado durante un asalto el 9 de junio pasado en su domicilio en el barrio Don Santiago y según informaron las autoridades, cuatro individuos ya están detenidos en relación con el crimen, uno de ellos identificado por el uso del celular de la víctima.

La investigación reveló que varios objetos, incluido un teléfono celular Samsung A13, fueron robados de la residencia de Faitini aquel fatídico día.

Fue por esto que personal de la División de Delitos contra las Personas, con la ayuda de la empresa de telefonía celular, rastreó el dispositivo hasta Sergio Alejandro Villalba, residente en la calle Frondizi 2896.

Según informó Diario Norte, las autoridades lanzaron un operativo en los barrios Primavera, 6 de Septiembre y 28 de Noviembre, logrando la captura de Villalba, junto con otros tres sospechosos y el celular robado fue recuperado durante la detención de Villalba. La fiscal Candela María Valdez, subrogante del Equipo Fiscal N° 2, ordenó su arresto por encubrimiento.

Las primeras detenciones incluyeron a José Andrés Orellando, alias “Coche”, identificado por testigos como el conductor de la moto robada a Faitini y también fueron detenidos Carlos Cristian Altamirano, de 35 años, y Braian Ignacio Díaz, de 23 años.

Cabe recordar que el cuerpo de Faitini fue encontrado sin vida, amordazado y atado, por su esposa, quien alertó a la policía a través de un llamado al 911.

La policía encontró a la víctima en su casa en la calle Santa Silvina al 3500, atada y amordazada, y constató la falta de una moto Honda Titan 150cc, el celular de Faitini y otras pertenencias.

El personal de la Comisaría 13ª, junto con equipos de Investigaciones Complejas, la División Delitos Contra las Personas, el Departamento Cibercrimen y el Gabinete Científico del Poder Judicial de Chaco, llevaron a cabo la investigación en la escena del crimen. La policía informó que Faitini llevaba 12 horas sin vida y había muerto por asfixia. Se revisaron las cámaras de seguridad de la zona para esclarecer los hechos.

Faitini era ingeniero en el área de Obras Particulares de la municipalidad de Resistencia.

El nuevo detenido tenía en su poder el teléfono celular de la víctimaEl nuevo detenido tenía en su poder el teléfono celular de la víctima

Y días después del crimen del ingeniero, también en la ciudad de Resistencia, Juan Omar Lazarte, un remisero de 58 años era buscado por su desaparición.

Jornadas después, la Policía halló el cuerpo sin vida de un hombre sobre la ruta nacional 11, a pocos metros del Río Salado y más tarde se confirmó que se trataba del chofer buscado.

De acuerdo a la información brindada por los investigadores, el cuerpo hallado se encontraba boca abajo en un avanzado estado de descomposición. Es más, aseguraron que su rostro estaba “muy desfigurado”.

Pese a ello, la fiscal que investigaba la averiguación de paradero de Lazarte, Ingrid Wenner, había señalado que la ropa y las características físicas del cuerpo encontrado eran muy similares a las que usaba el remisero desaparecido.

Sin embargo, más tarde se supo, a través de un análisis de sus huellas dactilares, la identidad de la víctima. Las sospechas eran certeras. Se trataba del remisero desaparecido.

Lo cierto es que, tras el hallazgo del cuerpo, no hay confirmada una línea de investigación y no se sabe exactamente si pudo haberse tratado de un homicidio o un suicidio.

Lazarte había salido desde su casa, situada sobre la calle José Mármol al 2300, en el barrio de Villa Elisa de la capital chaqueña. Desde allí, no se supo más nada de él.

Poco después de su desaparición, los familiares del remisero encontraron a pocas cuadras de su domicilio su auto, un Chevrolet Onix de color blanco que utilizaba para trabajar. Y luego de un rastrillaje llevado a cabo por la Policía de Chaco, también hallaron la llave del coche en una zona cercana.

La última comunicación que se conoció del remisero fue una nota de voz que había enviado a una pasajera frecuente pidiendo que comprara cigarrillos en el que se le perdió el rastro.

Fuente: Infobae