EEUU planea matar 500 mil búhos para salvar a una especie en peligro de extinción

Como parte de un esfuerzo por salvar a una especie de búho, el moteado, en peligro de extinción. Las autoridades de vida silvestre de Estados Unidos han propuesto un plan polémico que incluye la eliminación de hasta 470 mil búhos rayados en los densos bosques de la costa oeste.

El Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos publicará próximamente su plan final para proteger a las poblaciones decrecientes de búhos moteados en Oregón, Washington y California.

El plan surgió por la invasión de búhos rayados en el territorio de los búhos moteados del norte y de California, donde estos últimos, más pequeños, han tenido dificultades para competir por alimento y hábitat.

Anteriormente, los esfuerzos de conservación se centraron en proteger los bosques donde viven los búhos moteados, pero el aumento en la población de búhos rayados ha terminado por hacer fracasar ese esfuerzo.
Controvertido plan

La idea de eliminar una especie para salvar otra ha generado divisiones entre los defensores de la vida silvestre y los conservacionistas. Algunos aceptaron con resignación la propuesta tras el anuncio de una versión preliminar el año pasado, mientras que otros la aseguraron que se trata de una distracción ante la necesaria preservación forestal.

Desde 2009, aproximadamente 4 mil 500 búhos rayados han sido eliminados en hábitats de búhos moteados para fines de investigación. En áreas donde los búhos rayados están más establecidos, los funcionarios buscan reducir su número, aunque reconocen que es poco probable eliminarlos por completo.

El plan se afianza tras décadas de conflicto entre conservacionistas y empresas madereras que talaron vastas áreas de bosques antiguos, el hábitat de los búhos moteados. Los primeros esfuerzos culminaron en prohibiciones de tala en la década de 1990.

Los opositores advierten que la matanza masiva de búhos rayados causaría una grave disrupción en los ecosistemas forestales y podría llevar a la muerte accidental de otros animales, incluidos los búhos moteados.

Por otro lado, grupos como American Bird Conservancy apoyan la eliminación de los búhos rayados como una medida necesaria, junto con mayores protecciones de hábitat para todos los bosques.
Protección a búhos

Los búhos moteados del norte están protegidos a nivel federal como especie amenazada. En 2020, se determinó que su continuo declive merecía una designación más crítica de “en peligro”, aunque la administración de Trump se negó a hacerlo.

Durante el mandato de Trump, se eliminaron protecciones de hábitat para los búhos moteados a petición de la industria maderera.

Estas protecciones se reinstauraron bajo la administración de Biden, después de que el Departamento del Interior argumentara que los nombramientos políticos bajo Trump se basaron en ciencia defectuosa para justificar el debilitamiento de las protecciones.

Fuente: Noticias ambientales