El Banco Mundial empeoró el pronóstico para Argentina y anticipó que la economía caerá 3,5%

El Banco Mundial empeoró este martes su proyección de recesión para Argentina en 2024. Según el último Informe de Perspectivas Mundiales realizado por la entidad, el Producto Bruto Interno (PBI) de la Argentina caerá este año un 3,5% cuando en el informe previo se esperaba una baja del 2,8%.

Para la región de América Latina y el Caribe hubo un recorte de 0,5 puntos porcentuales en la estimación de crecimiento, que ahora es del 1,8%. Una de las principales razones de esta reducción tuvo que ver con el «deterioro en las perspectivas de corto plazo para Argentina».

Aun así, desde el Banco Mundial aclararon que esta situación respondió a los «pasos de política fiscal y monetaria necesarios para abordar los desequilibrios crónicos» y estimaron que la contracción será «temporal».

«Las autoridades buscan abordar importantes desafíos económicos con un nuevo enfoque de política basado en parte en la consolidación fiscal y el realineamiento de los precios relativos, incluido el tipo de cambio», acotaron.

En ese marco, para el BM la actividad económica se fortalecerá en 2025 «a medida que se aborden los desequilibrios macroeconómicos, se eliminen las distorsiones del mercado y la inflación caiga bajo control», lo cual redundaría en un rebote del 5% en el PBI.

Otras de las causas de la baja en la estimación de crecimiento regional tienen que ver con la merma en las exportaciones y las todavía elevadas tasas de interés.

Argentina es uno de los dos países para los cuales el Banco Mundial estimó una recesión para este año. El otro es Haití, con una contracción esperada del 1,8%.

Entre los países de Sudamérica, los países con mejores perspectivas de crecimiento son: Paraguay (+3,8%), Uruguay (+3,2%) y Perú (2,9%). Para Brasil y México, los dos países más grandes de la región, las estimaciones dan mejoras del 2% y del 2,3%, respectivamente.

«La inflación general y subyacente han seguido cayendo en toda la región, aunque a un ritmo más lento. La excepción entre los principales países de América Latina y el Caribe es Argentina, que experimentó una aumento significativo de la inflación mensual a principios de 2024 y ahora muestra signos de relajación», sostuvo el informe.

Vale recordar que los bancos centrales regionales redujeron sus tasas de interés desde los elevados niveles que alcanzaron en la lucha contra la inflación en el segundo semestre de 2023, aunque permanecen en niveles elevados. Durante los últimos 12 meses, Brasil y Chile son los países que más redujeron sus tipos.

«Se espera que el crecimiento de América Latina y el Caribe aumente al 2,7% en 2025 a medida que las tasas de interés se normalicen y se reduzcan inflación», señaló el Banco Mundial.

Fuente: Minuto Uno