El gobernador de Chubut y el presidente de la UCR en diputados cruzaron a Javier Milei por sus acusaciones contra la oposición

El gobernador de la provincia de Chubut, Ignacio Torres, y el presidente del bloque de la UCR en Diputados, Rodrigo de Loredo, cruzaron al presidente Javier Milei por asegurar que algunos legisladores piden «coimas» para apoyar el DNU o la Ley Ómnibus en el Congreso.

En la tarde del domingo, de Loredo realizó una publicación en su cuenta de Twitter en la que aseguró que las declaraciones del Presidente «no van a amedrentar» el comportamiento de los legisladores de su bloque que, «pese a los sistemáticos agravios», se encuentran en «la posición de darle al gobierno las herramientas legales que necesite para llevar adelante su plan de gobierno sin excesos y sin dejar indefensos a los sectores más vulnerables de la sociedad como nuestros jubilados».

Sobre las acusaciones «generalizadas» de Milei, el diputado instó al mandatario a que proceda a denunciarlas e investigar. «O conoce hechos sobre los que no denuncia, o denuncia hechos que no existen. En ambos casos el gobierno incumple los deberes de funcionario público. De continuar y no acudir a los tribunales el gobierno, seremos nosotros quienes lo haremos», manifestó.

Acto seguido, de Loredo criticó la acusación del gobierno de La Libertad Avanza que responsabilizó a los legisladores por la suba del dólar paralelo, la caída de los bonos el aumento del riesgo país.

«El DNU está operativo y surtiendo efectos desde el 29 de diciembre. De manera que esas herramientas ya las tienen. Y en todo el texto de la ley ómnibus no hay ningún plan monetario ni fiscal de estabilización. De manera que ni el fracaso de las licitaciones BOPREAL, ni el aumento de la brecha cambiaria ni la escalada inflacionaria pueden encontrar vinculación con el exprés tratamiento que de forma cooperativa le estamos dando a todos sus pedidos. Durante cuatro años el presidente fue determinante en que la inflación es un proceso monetario y no multicausal como siempre argumentó el kirchnerismo, resulta falaz que ahora la inflación se deba a una inédita y veloz discusión parlamentaria», indicó el diputado.

Por su parte, Torres retuiteó la publicación de de Loredo y, adhiriendo a las palabras del diputado, señaló que es «peligroso y profundamente irrespetuoso afirmar que existen intereses espurios en buscar modificaciones a la Ley Ómnibus o marcar algún desacuerdo con el DNU».

«Muchos consideramos que la actitud centralista de buscar los objetivos fiscales sólo afectando a las economías regionales y actividades productivas centrales del interior, aumentando la recaudación a través de aranceles no coparticipables son inadmisibles», aseguró el gobernador.

«Quiénes queremos que al gobierno nacional le vaya bien y queremos que el país salga adelante con la mayor celeridad posible entendemos también que es necesario una mirada integral y federal sobre impacto de algunas medidas y le pedimos al Gobierno que cuando afirmen como se ha dicho públicamente algún delito por parte de cualquier diputado, funcionario actual o de gestiones anteriores, gobernador o intendente, se haga la denuncia correspondiente», reclamó.

«No podemos afirmar que todo es lo mismo y tampoco creer que alguien tiene la verdad absoluta. Respetamos la decisión del pueblo y estamos comprometidos con la gobernabilidad y con la institucionalidad de un sistema republicano que difiere mucho de los totalitarismos, la discusión y el debate son con ánimo de colaborar. Es una actitud que tiende a enriquecer las reformas y mejorarlas. La agresión y las acusaciones no pueden ser el modus operandi para quienes no piensan igual en algún tema», completó el gobernador.

Fuente: C5N