El Papa Francisco advirtió sobre el estado de las democracias y el asistencialismo social: «Hipocresía»

El Papa Francisco advirtió este domingo sobre las «tentaciones ideológicas y populistas» y el estado de la democracia en el mundo. En ese sentido, estableció que “la indiferencia es el cáncer de la democracia” y que hay que prestar “atención a la gente que queda afuera o al margen de los procesos”. También recriminó que “ciertas formas de asistencialismo” son “hipocresía social”.

Durante una visita a la ciudad italiana de Trieste, en el noreste de Italia, el argentino lamentó: «La democracia no goza de buena salud en el mundo», diagnosticó durante un discurso delante de cerca de 1.000 personas en el Centro de Congresos para la clausura de la 50º Semana Social organizada por la Iglesia italiana.

“Esto nos interesa y nos preocupa porque está en juego el bien del hombre y nada de lo que es humano nos puede ser extraño”, explicó. Luego lanzó un llamado a todos a asumir la responsabilidad para “construir algo de bueno en nuestro tiempo”, con “atención a la gente que queda afuera o al margen de los procesos”.

Sin mencionar a ningún país, Francisco advirtió contra las «tentaciones ideológicas y populistas», mientras Francia celebraba la segunda vuelta de unas elecciones legislativas en las que la extrema derecha podría haberse convertido por primera vez en el partido mayoritario e incluso alcanzar el gobierno.

Sin embargo, la coalición de izquierdas Nuevo Frente Popular (NFP) habría ganado las elecciones legislativas, sin mayoría absoluta. «Las ideologías son seductoras. Algunos las comparan con el flautista de Hamelin. Son seductoras, pero te llevan a negarte a ti mismo», dijo el Papa Francisco en referencia al cuento popular.

Además, comunicó su preocupación por el aumento de la abstención en todo el mundo y se preguntó qué significa esta baja participación electoral. Criticó que no se creen las condiciones “para que todos se puedan expresar y participar”. “La indiferencia es el cáncer de la democracia”, señaló y profundizó: “La participación no se improvisa, se aprende desde jóvenes, debe ser ‘entrenada’, también con sentido crítico frente a las tentaciones ideológicas y populistas”.

Papa Francisco 20240707
La misa de este domingo en Trieste.

“Todos deben sentirse parte de un proyecto de comunidad, nadie debe sentirse inútil. Ciertas formas de asistencialismo que no reconocen la dignidad de las personas son hipocresía social. El asistencialismo solo así es enemigo de la democracia y del amor al prójimo”, sostuvo.

Finalmente, Francisco convocó a los católicos a que exhiban su fe y a tener la “valentía” de dar propuestas de justicia y paz en el debate público. “Tenemos algo que decir, pero no para defender privilegios. Debemos ser la voz que denuncia y propone en una sociedad a menudo afónica y donde muchos no tienen voz”, expuso.

El Vaticano excomulgó a un arzobispo ultraconservador italiano por rechazar la autoridad del Papa

El Vaticano anunció el viernes la excomunión de un arzobispo italiano ultraconservador por rechazar la autoridad del Papa Francisco. Carlo Maria Vigano, de 83 años, que fue citado en junio ante la justicia de la Santa Sede, fue excluido de la Iglesia católica por «su negativa a reconocer y someterse al sumo pontífice», afirmó el Dicasterio para la Doctrina de la Fe en un comunicado.

«Conocemos sus declaraciones públicas que muestran la negativa (…) de comunión con los miembros de la Iglesia», explicaron las autoridades. Esta medida excepcional podría tener un fuerte impacto en los círculos ultraconservadores, especialmente en Estados Unidos, donde la oposición al pontificado del argentino es fuerte.

Este influyente prelado italiano, que fue embajador de la Santa Sede en Estados Unidos, anunció haber sido citado el 20 de junio ante la justicia del Vaticano, acusado de haber «negado la legitimidad del papa Francisco» y «rechazado el Concilio Vaticano II». «Considero que las acusaciones presentadas en mi contra son un honor», alegó en la red social X.

«Repudio, rechazo y condeno los escándalos, los errores y las herejías de Jorge Mario Bergoglio, quien tiene una gestión del poder absolutamente tiránica», dijo Vigano entonces. El Concilio Vaticano II (1962-65), considerado como la adaptación de la Iglesia al mundo moderno, «representa el cáncer ideológico, teológico, moral y litúrgico del cual la Iglesia ‘Bergogliana’ Sinodal es la metástasis necesaria», cruzó duramente.

Fuente: Perfil