Escándalos de corrupción agitan a Ucrania

  • Tiempo de lectura:13 minutos de lectura
En este momento estás viendo Escándalos de corrupción agitan a Ucrania

Un alto funcionario del Ministerio de Defensa de Ucrania y 2 exfuncionarios del ministerio fueron acusados por la oficina del fiscal general de malversación de grandes sumas de dinero y otros delitos, informó Ukrainska Pravda, citando fuentes policiales. La corrupción en la gestión de los recursos recibidos por Ucrania es un tema que acumula rumores desde hace meses. En el Partido Republicano estadounidense se había exigido una auditoría independiente. La corrupción sería un tema en una inminente cumbre entre Volodymyr Zelensky y autoridades de la Unión Europea.

El funcionario es Volodymyr Tereshchenko, subjefe del Departamento de Coordinación de Actividades Económicas Exteriores del Ministerio, quien ocupaba un alto cargo en la empresa estatal Promoboronexport, activa en el sector de la Defensa.

Los otros 2 sospechosos son el ex viceministro de Defensa, Vyacheslav Shapovalov; y el ex subdirector del departamento de adquisiciones estatales del Ministerio de Defensa, Bohdan Khmelnytskyi.

El exviceministro no habría suministrado a algunas unidades de las fuerzas armadas equipos de protección personal por valor de más de 1.000 millones de hryvnia (más de 25 millones de euros).

Khmelnytskyi fue acusado de malversar fondos estatales por un monto de alrededor de 107,8 millones de hryvnia (alrededor de 2,7 millones de euros) y de suministrar 5.700 chalecos antibalas de baja calidad a unidades de las fuerzas armadas. Ukrainska Pravda también informa que la policía ucraniana registró la casa del oligarca (multimillonario) Igor Kolomoisky, sancionado por USA y supuestamente despojado de su ciudadanía ucraniana: ¿Corrupción o persecución política?

Otro caso

El Gabinete de Ministros de Ucrania despidió a altos funcionarios de la Agencia de Aduanas , incluido el jefe interino del Servicio Estatal de Aduanas, Vyacheslav Demchenko, y sus adjuntos, Shchutskyi y Cherkaskyi, según escribió el diputado Oleksiy Honcharenko en Telegram. El nuevo jefe interino de Aduanas será el adjunto del actual jefe, Serhiy Zvyagintsev. La portavoz de la Cancillería rusa, Maria Zakharova, habló de la “estupidez” de los líderes de Kiev, al comentar en Telegram la foto publicada por los medios ucranianos sobre el registro de la oficina de Oksana Datiy, jefa interina del servicio de impuestos ucraniano. El diario Strana escribe que, durante las búsquedas, se encontró a Datia con una “lista de deseos”, que menciona un bolso Hermes, relojes Breguet, viajes a Londres y las Maldivas, nombramiento en nuevos puestos, un abrigo de marta y el deseo de ganar US$ 1 millón. Oksana Datiy fue acusada de “transacciones multimillonarias” ilegales y la obtención de reembolsos del IVA del presupuesto estatal. El daño de estas acciones se estimó en más de 45.000 millones de hryvnia (US$ 1.200 millones).

Advertencias

El 23 /01, en el curso de su video discurso vespertino habitual, el presidente ucraniano, Vladimir Zelensky, anunció importantes cambios de personal en su gobierno. La decisión fue vinculada a su deseo de demostrar medidas anticorrupción a Occidente y al aumento de los conflictos políticos internos. Zelensky advirtió que habría “decisiones sobre el personal” en Ucrania. Luego de informar los resultados del día 342 de la guerra, agregó: “Ahora hay una cierta calma en el personal… Pero esto no significa que ya se hayan tomado todos los pasos necesarios. Habrá soluciones. Quienes no cumplan con los requisitos fundamentales del Estado y la sociedad no deben quedarse en sus sillas”.

El 24/01, 3 funcionarios de alto rango renunciaron en 1 día: el Jefe Adjunto de la Oficina del Presidente, Kirill Tymoshenko; el Viceministro de Defensa, Vyacheslav Shapovalov; y el Fiscal General Adjunto, Alexey Symonenko.

También fueron despedidos 4 jefes de administraciones regionales: en Dnepropetrovsk (Valentin Reznichenko), en Zaporozhye (Alexander Starukh), en Kherson (Yaroslav Yanushevich) y en Sumy (Dmitry Zhivitsky).

Son territorios muy cerca del frente de batalla. La situación también amenazó al actual ministro de Defensa, Alexei Reznikov, pero, por ahora, la Verjovna Rada (Legislativo) de Ucrania ha decidido mantenerlo en el cargo. La Oficina Nacional Anticorrupción de Ucrania (NABU) también realizó redadas, y detuvo a Vasiliy Lozinsky, viceministro de Desarrollo de Comunidades, Territorios e Infraestructura, mientras que otro colega de Lozinsky, Ivan Lukerya, renunció. Pavel Khalimon, diputado del partido Siervo del Pueblo (del Presidente), fue acusado de comprar una propiedad durante la guerra por valor de 10 millones de hryvnias (US$ 273.000) en el centro de Kiev y será despedido de su cargo como jefe adjunto del bloque parlamentario, según periodistas de ‘Ukrainska Pravda’. El medio, según los expertos del Instituto Ucraniano de Política, está patrocinado por estadounidenses y el equipo del expresidente Pyotr Poroshenko.

Cambio de enfoque

En tanto, el exasesor de Zelensky, Aleksey Arestovich, quien se ha convertido en un popular bloguero desde el comienzo del conflicto armado, afirmó que un misil que cayó sobre un edificio residencial en Dnepropetrovsk (Dnepr), a principios de este mes, había sido lanzado por la propia defensa aérea ucraniana. Esto provocó un gran escándalo político y fue despedido. Luego el gobierno desacreditó al popular Arestovich, un giro favorable para ciertos miembros del equipo de Zelensky y el sistema político de Ucrania. Estos no son los primeros escándalos y acusaciones de corrupción que enfrenta Ucrania desde que comenzó la operación militar de Rusia, pero hasta ahora no habían ocurrido renuncias. Por el contrario, se decía que los opositores al gobierno y los denunciantes de corrupción “trabajaban para el enemigo”, sembrando confusión entre la gente en tiempos difíciles. Ahora, Vladimir Zelensky destaca que cualquier evidencia de corrupción provocará “una respuesta poderosa” .

Secretos

Las historias anticorrupción están siendo impulsadas por medios de comunicación conectados con los socios occidentales de Ucrania y el ex presidente Poroshenko, quien se ha convertido en el principal competidor de Zelensky. Por ejemplo, el 23/01, varios periodistas prooccidentales lanzaron un ataque directo contra Andrei Yermak, el Jefe de la Oficina del Presidente de Ucrania y un actor clave en el sistema. Andrei Borysovych Yermak es un productor de cine ucraniano y abogado, a quien Zelensky hizo Jefe de la Oficina del Presidente y miembro del Consejo de Seguridad y Defensa Nacional de Ucrania. El proyecto Bihus.info/ publicó una investigación sobre sus vínculos con los diputados ‘prorrusos’ Vadim Stolar y Viktor Medvedchuk -de Party For Life-. El periodista de Ukrainska Pravda, Mikhail Tkach, pidió al presidente Zelensky que aplicara sanciones. Según el medio ‘Strana.ua’ [prohibido por Zelenksy] , limitar a Presidente supondría para USA y la UE auditar cómo se gasta la ayuda a Ucrania (50% del Presupuesto de Kiev). Zelensky trata de aliviar la presión de sus aliados occidentales despidiendo a varios diputados. Pero intenta mantener a Andrei Yermak; y al ministro de Defensa, Alexei Reznikov. Zelensky ya ha despedido a un miembro de su equipo, el Jefe Adjunto de la Oficina del Presidente, Kirill Timoshenko, muy criticado por el uso personal de un SUV estadounidense que General Motors proporcionó para misiones humanitarias en las zonas de combate. Timoshenko afirma que usó el vehículo para viajes oficiales. Los escándalos de corrupción de Ucrania alimentan las críticas del Partido Republicano a la Administración Biden. Después de todo, Ucrania es un proyecto muy caro, más allá de su valor geopolítico. El gobierno de USA dice que financiará a Ucrania hasta su victoria, pero también tiene que dar cuenta del dinero que está derrochando. En Kiev, tales escándalos pueden provocar una desconfianza hacia las autoridades. Las luchas políticas crean tensión en la sociedad y abren un frente interno en medio de un intenso conflicto bélico. Entre los funcionarios próximos al despido se encuentran el ministro de Energía, German Galushchenko; el ministro de Juventud y Deportes, Vadim Gutzeit (quien dirigió el Comité Olímpico Nacional de Ucrania); el ministro de Industrias Estratégicas, Pavel Ryabikin.

Sin embargo, ninguno de estos funcionarios ha estado involucrado en escándalos de corrupción. ¿Hay un ajuste de cuentas político en marcha? En 2014, cuando la ciudadana estadounidense Natalia Yaresko fue nombrada ministra de Finanzas del gobierno de Arseniy Yatsenyuk, y el lituano Aivaras Abromavicius fue nombrado ministro de Desarrollo Económico y Comercio, fue considerado una invasión del gobierno estadounidense y sacudió el sistema de poder deteriorando al Presidente. Tras las elecciones parlamentarias anticipadas de 2019 y la formación de una mayoría en la Verkhovna Rada, todo el alineamiento del poder se estructuró en torno a Zelensky y Yermak, quienes eliminaron la influencia del Tribunal Constitucional de Ucrania y despejaron el espacio informativo. Apenas 3 poderes podían hablar en contra del equipo Zelensky-Yermak: el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, y su gabinete, el ejército dirigido por Valery Zaluzhny, y las estructuras controladas por Estados Unidos como NABU y los medios afiliados a ellos.

Al mismo tiempo, las decisiones sobre renuncias las toman exclusivamente Zelensky y Yermak, quienes por todos los medios desean silenciar los escándalos. Los principales escándalos de corrupción pueden provocar una caída en el apoyo del público occidental a Kiev.

Lo más reciente

Empleados del Servicio de Seguridad de Ucrania y de la Oficina de Seguridad Económica acudieron a registrar la casa del empresario Igor Kolomoisky, informaron medios ucranianos. Según los periodistas, la búsqueda está relacionada con la investigación de un presunto fraude en torno a Ukrnafta y Ukrtatnafta: productos derivados del petróleo por un valor de 40.000 millones de hryvnias (US$ 1.000 millones) y evadir el pago de los derechos aduaneros. Según los medios ucranianos , la casa de Kolomoisky ya fue registrada en relación con el caso Ukrnafta en el otoño pasado. La SBU (servicio de inteligencia de Estado) informó que “expuso esquemas a gran escala” de malversación de fondos por parte de la antigua administración de empresas en interés de los propietarios y beneficiarios de Ukrnafta y Ukrtatnafta. En total, según el servicio, se registraron 10 episodios de actividad delictiva. La SBU dijo que, como parte de la investigación, se realizaron registros a los propietarios y la alta dirección de las empresas. Otro registro tuvo lugar el 01/02 en la casa del exjefe del Ministerio del Interior de Ucrania, Arsen Avakov: un accidente de helicóptero en Brovary , región de Kiev, el 18/01, 14 fallecidos, incluido el ministro del Interior de Ucrania, Denis Monastyrsky. La SBU está considerando varias versiones del accidente: violación de las reglas de vuelo (error del piloto), mal funcionamiento técnico del helicóptero y sabotaje.

Según Ukrayinska Pravda, el helicóptero Eurocopter AS 332 Super Puma producido por Airbus que se estrelló en Brovary fue entregado a Ucrania por Francia en agosto de 2020. En total, el Ministerio del Interior de Ucrania compró 55 helicópteros en 2 etapas. Los de la SBU también acudieron a la casa del diputado de la Verjovna Rada del partido prohibido en Ucrania ‘Plataforma de Oposición – Por la Vida’, Vadym Stolar. Todavía se desconoce con qué está relacionada la búsqueda. Una investigación de Ukrayinska Pravda informó que Stolar y su socio comercial, el parlamentario Igor Abramovich, vivían en Francia desde el comienzo de la invasión rusa de Ucrania. A principios de enero, regresaron a Kiev y asistieron a una reunión de la Verkhovna Rada, luego de lo cual intentaron viajar al extranjero. Abramovich logró irse a Mónaco. Luego, Stolar intentó volar a Dubai, pero no se le permitió salir del país. Zelensky prohibió a los funcionarios viajar al extranjero con “fines no estatales” mientras dure la guerra.

Helicóptero Eurocopter AS 332 Super Puma producido por Airbus que se estrelló en Brovary, compra también investigada ahora por el servicio de inteligencia ucraniano SBU.Según las fuentes del periódico Strana, la SBU llegó a Bogdan Khmelnitsky, el ex director del departamento de Adquisiciones Públicas. Según informes de los medios, se sospecha que malversó 107,8 millones de hryvnias (US$ 2,9 millones) y compró chalecos antibalas de baja calidad por 123 millones de hryvnias (US$ 3,3 millones). Además, el exdirector adjunto del Ministerio de Defensa de Ucrania, Vyacheslav Shapovalov; y el exdirector adjunto de la empresa estatal Promoboronexport, Vladimir Tereshchenko. Shapovalov es sospechoso de que ciertas unidades de las Fuerzas Armadas de Ucrania no estaban equipadas con equipos de protección personal por valor de más de 1.000 millones de hryvnias (US$ 27 millones). Tereshchenko está bajo investigación por malversación por abuso y falsificación de fondos estatales por un monto de US$ 1,34 millón. Hace una semana, Shapovalov fue despedido de su cargo tras una investigación que lo acusó de comprar alimentos para el ejército ucraniano con sobreprecios. Al mismo tiempo, las autoridades ucranianas despidieron a 6 funcionarios de alto rango y 5 jefes de regiones. Además, el SBI informó de la sospecha contra el exjefe del Ministerio de Energía de Ucrania, Igor Nasalyk. Según Ukrayinska Pravda, quizás firmó contratos no rentables por 1.500 millones de hryvnias (US$ 40,6 millones) a favor de empresas asociadas con el empresario Dmitry Firtash.

Fuente: Urgente24