Israel admitió el ataque contra una escuela en Gaza que dejó al menos 25 muertos y más de 50 heridos

El Ejército de Israel no detiene sus ataques sobre la Franja de Gaza, pese a la posibilidad de que se acerque un nuevo acuerdo para un alto el fuego. Este miércoles, las tropas confirmaron el ataque que tuvo lugar este martes contra una escuela en Jan Yunis, que dejó un saldo de al menos 25 muertos y más de 50 heridos.

A través de un comunicado, indicaron que «utilizando munición precisa, la Fuerza Aérea de Israel atacó a un terrorista del ala militar de Hamás que participó, entre otras actividades terroristas, en la brutal masacre del 7 de octubre llevada a cabo por la organización terrorista Hamás en el sur de Israel».

De todos modos, aclararon que desde las Fuerzas de Defensa de Israel «están investigando los informes de que civiles resultaron heridos junto a la escuela Alawda en el sur de Jan Yunis, que se ubica cerca del lugar del ataque». Las autoridades locales anunciaron la muerte de una treinta de personas durante el martes por la noche.

Según lo que mencionaron desde el Ministerio de Sanidad de Gaza, a cargo del grupo islamista Hamás, el número de víctimas producido «en la masacre de la ocupación contra los desplazados en la escuela Al Awda en la zona de Abasan, al este de Jan Yunis, es de 25 muertos y más de 53 heridos, incluidos casos graves y críticos que los equipos médicos aún están atendiendo hasta este momento».

Hasta las últimas horas del martes, el gobierno de Hamás había mencionado que los fallecidos eran 29, donde su mayoría eran mujeres y niños.

En Jan Yunis se encuentran muchos de los desplazados por la invasión terrestre de Rafah, la ciudad más al sur de la Franja, donde las tropas israelíes entraron a comienzos de mayo y donde llevan operando desde entonces.

La guerra estalló el 7 de octubre de 2023 tras un ataque de Hamás contra Israel que dejó unos 1.200 muertos y 252 secuestrados. Desde entonces, los ataques israelíes han dejado en la Franja de Gaza 38.243 muertos, 88.033 heridos y miles de desaparecidos bajo los escombros.

A ello se suman casi dos millones de desplazados internos que sobreviven en medio de la devastación, la hambruna, la escasez de agua, medicinas y combustible.

Fuente: Canal 29