Los mejores para el mate: cómo hacer buñuelos de ricota y naranja

Tomar mates es todo un ritual y un momento especial del día, solo o con amigos, amargo o con azúcar, esta infusión es todo un símbolo de la argentinidad. Por eso esta receta de buñuelos de ricota y naranja son ideales para acompañar ese momento.

Crocantes por fuera, húmedos por dentro, sin dudas son una bomba de sabor que podés hacerlo en tu cocina siguiendo estas instrucciones.

Algunas recomendaciones que podés tener en cuenta al momento de hacer buñuelos de ricota y naranja son, separar las claras de las yemas de los huevos y batir las claras a punto de nieve antes de incorporarlas a la masa para tener una preparación más aireada.

A la masa podés agregarle pasas de uva, frutos secos, chips de chocolate o los dips que más te gusten para darle un sabor especial. Si no tenés polvo de hornear, no te preocupes, podés reemplazarlo por una cucharadita de bicarbonato de sodio y otra de vinagre blanco.

Asegurate de que el aceite esté a la temperatura adecuada antes de freír los buñuelos, si está demasiado caliente se quemarán por fuera y quedarán crudos por dentro. Tampoco lo tengas mucho tiempo bajo aceite porque te quedarán grasosos.

Qué ingredientes necesito para hacer buñuelos de ricota y naranja

  • 500 gr de ricota
  • 2 huevos
  • 100 gr de azúcar
  • Ralladura de 1 naranja
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 300 gr de harina
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • Una pizca de sal
  • Aceite para freír

Cómo hacer buñuelos de ricota y naranja: receta paso a paso

  • En un recipiente grande, mezclar la ricota, los huevos, el azúcar, la ralladura de naranja y el extracto de vainilla hasta obtener una masa homogénea.
  • En otro recipiente, tamizar la harina, el polvo de hornear y la sal. Agregar gradualmente esta mezcla seca a la mezcla de ingredientes húmedos, revolviendo suavemente hasta que se integren por completo.
  • Cubrir la masa con un paño húmedo y dejar reposar en la heladera durante 30 minutos. Luego tomar porciones de masa con una cuchara y forma bolitas redondas del tamaño de una nuez.
  • Calentar abundante aceite en una olla profunda a fuego medio (aproximadamente 170°C). Una vez que el aceite esté caliente, freír los buñuelos de dos en dos durante 2-3 minutos por lado, o hasta que estén dorados y crujientes.
  • Retirar los buñuelos del aceite con una espumadera y colocarlos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Dejar que se enfríen un poco antes de servir.

Fuente: TN