Milei vuelve a defender su plan económico frente a empresarios tras el debate por el atraso cambiario

Javier Milei participará este martes del 41° Congreso Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas que se realizará en el Centro de Convenciones de la Ciudad de Buenos Aires. Allí, a partir de las 19, el Presidente vuelve a enfrentar a los empresarios para defender su plan económico tras el intenso debate por el atraso cambiario.

Bajo el nombre “Argentina: Una Oportunidad Diferente. Acuerdos imprescindibles para un Futuro Sostenible”, el evento contará también con la presencia del ministro de Economía, Luis Caputo; la canciller Diana Mondino, el titular de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti, y el diputado José Luis Espert.

Milei, además, coincidirá en el encuentro del IAEF con el exministro de Economía, Domingo Cavallo, quien en sus últimas apariciones cuestionó el plan económico del Gobierno e insistió con la salida de los controles cambiarios.

“Será difícil que la inflación mensual siga bajando en los meses posteriores. A partir de mayo, comenzará a influir la expectativa de un salto devaluatorio al momento de la unificación y liberalización del mercado cambiario que solo podrá aplacarse si se clarifica de una manera creíble cómo se avanzará hacia una organización cambiaria y monetaria que permita la estabilidad del tipo de cambio libre y el quiebre de la inercia inflacionaria”, expresó el economista en el último posteo de su blog.


Días atrás, el Presidente dio un discurso en el hotel Alvear durante un encuentro del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP) donde negó tajantemente que hubiera atraso cambiario y apuntó contra los economistas que lo critican.

“Si bien vengo en carácter de Presidente, dado lo intenso que está el debate sobre si hay atraso cambiario, no puedo dejar de ser economista. Así es que me parece relevante tener este debate porque, desde mi punto de vista, sacando raras excepciones, lo que están diciendo la mayoría de los analistas está mal”, expresó.

Y planteó: “Lo que pasa acá es lo que yo llamo ‘el dilema de las salvedades’, porque si no se hacen las salvedades, en rigor, son unos chantas. Pero si las hacen, están mal. Unos cuantos han currado durante muchos años con estos análisis berretas y ahora necesitan justificar. A raíz de todos los errores que cometieron en diciembre y enero, en lugar de aceptar que le erraron, quieren forzar la realidad para lavar sus culpas”.

Luego, aseguró que no hay atraso cambiario: “Si tuviéramos un problema de atraso tendríamos una sistemática caída de las reservas… Pero no paramos de comprar. Y después está el tema de los precios, donde claramente se ve el sendero decreciente de la inflación”.

Fuente: TN