Plan Visión 4.0: recorren escuelas de toda la Provincia para controlar salud ocular

  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura
En este momento estás viendo Plan Visión 4.0: recorren escuelas de toda la Provincia para controlar salud ocular

El Gobierno de San Luis, a través de la Universidad de La Punta (ULP), lanza este martes el Plan Visión 4.0, que tiene por objetivo detectar problemas oculares en alumnos de la primaria de todas las instituciones educativas de la provincia. Los operativos de detección se inician en San Luis, Villa Mercedes, Juana Koslay y La Punta.

La ministra de Ciencia y Tecnología y rectora de la ULP, Alicia Bañuelos, señaló que “el niño no se da cuenta que ve mal o el padre o la maestra pueden darse cuenta”.

Los niños suelen manifestarse con algunos síntomas si tienen mala visión como “se saltea renglones leyendo o hay maestras que nos comentaron que los niños se sientan cada vez más adelante o incluso en el piso para lograr ver mejor lo que ella escribe en el pizarrón”.

Bañuelos recordó que en el 2017 se realizó un estudio a niños de 7 años y “encontramos que el 23% de los niños que medimos tenían mala visión”.

Y el año pasado realizamos un mapa de jóvenes que se presentaron para actividades deportivas y detectaron que en chicos de cuarte, quinto y sexto grado presentaban problemas de visión, “sacamos un porcentaje del 50% en Argentina que tienen valores bajos o sea que no logran leer fluidamente y como consecuencia tampoco comprenden el texto porque todo el esfuerzo está puesto en decodificar la grafía”, detalló la rectora de la ULP.

Este plan consiste en medir a todos los niños de todas las escuelas primarias de primero a sexto grado y aquellos que requieren anteojos dárselos, dijo y agregó: “Los niños no ven bien y se saltean renglones, a veces hasta se confunde letras, le duele la cabeza o se refriega los ojos”.

En las escuelas miden a los niños con la “típica” a tres metros de distancia de un cartel donde hay símbolos y el chico debe decir cuáles son, “se hace la medición sobre cada ojo, si se detecta que no ve bien pasan a un aparato que determina cuál sería la corrección que tiene que recibir y después se le ajustan los anteojos como se hace siempre en cualquier oculista”.