Primera elección en la era Milei: el peronismo cordobés se impone en la pelea por la intendencia de Río Cuarto

Con una participación del 60% del electorado, el peronismo local retuvo la capital alterna de Córdoba, Río Cuarto. Una ciudad que siempre le fue esquiva hasta que en 2016 la conquistó y, desde entonces, gobierna. Guillermo de Rivas, apoyado por el gobernador Martín Llaryora, se impuso sobre el radical Gonzalo Parodi, quien decidió como estrategia “municipalizar” los comicios. La Libertad Avanza (LLA) no presentó postulante pese a la buena performance que tuvo en el balotaje Javier Milei.

El triunfo fue oficializado por el ministro de Gobierno de Llaryora, Manuel Calvo, cuando todavía no hay datos oficiales.

El día frío y nublado que, además, cierra un fin de semana extra largo, acompañó la apatía de los riocuartenses. La anterior elección de intendente fue en plena pandemia, en el 2020, y apenas concurrió el 50% del padrón; en el 2016 fue el 62%.

Llaryora rechazó desde siempre un acuerdo con la también candidata Adriana Nazario, la última pareja de José Manuel de la Sota, quien está vinculada al massismo. Nazario terminó en el tercer lugar. La decisión de ir con De Rivas la tomó a costa del riesgo que implicó dividir al peronismo. El exmandatario Juan Schiaretti, en la recta final, sumó su aval por las redes sociales.

El candidato de Primero Río Cuarto, Parodi, recibió el apoyo del senador Luis Juez y del diputado Rodrigo de Loredo, pero se inclinó por “municipalizar” la elección, convencido de que era la mejor estrategia ante la “estructura provincial” que debió afrontar. Hubo funcionarios provinciales instalados en la ciudad desde mitad de esta semana. Si ganaba se esperaba el desembarco de algunas de las figuras del centenario partido, incluido el exdiputado y actual vicerrector de la UBA, Emiliano Yacobitti.

Entre los otros siete candidatos que compitieron este domingo estuvo Mario Lamberghini, del Partido Libertario, apoyado por el legislador provincial de LLA Agustín Spaccesi, pero no por el oficialismo partidario. En esta, que es la primera elección de la era de Javier Milei, su fuerza no llevó postulante. La Casa Rosada buscó, barajó dos nombres y cuando se decidió por el empresario y corredor de rally, Gastón González, no estaba en el padrón. Las prescindencia de Milei se da en un contexto que le resultaba muy favorable: había sacado casi 7,5 votos de cada diez en la segunda vuelta presidencial.

A comienzos de mayo, cuando fue el cierre de listas, González explicó: “La Libertad Avanza ha decidido no presentarse en las próximas elecciones en Río Cuarto, ya que el tiempo para lanzar una campaña adecuada es muy breve. Agradezco profundamente haber sido considerado como candidato y estoy infinitamente agradecido por el apoyo incondicional de todos ustedes. ¡Esto recién comienza! VLLC. Vamos por el país que queremos”.

Pablo Carrizo (Conciencia Desarrollista), Andrea Casero (Encuentro Vecinal Córdoba), Gustavo Dovis (Partido Humanista), Nicolás Forlani (Partido Respeto- Viva Río Cuarto), Rolando Hurtado (Pro) y Lorena Rojas (Frente de Izquierda y de Trabajadores-Unidad) son los otros postulantes que participaron de la elección que se llevó adelante con el sistema de Boleta Única.

Los tres principales candidatos, al acercarse a emitir sus votos, alentaron la participación de los riocuartenses, pero a la luz de las cifras que se barajan al momento del cierre de los comicios, no tuvieron eco.

Fuente: La Nación