Son argentinos, crearon una red social con un original modelo de negocios y son socios de una estrella del rap

Ramiro Cánovas y Julián Bravo se conocieron a los cuatro años en el jardín de infantes. En 2012 fundaron su propia empresa de desarrollo web y en 2020, junto con el productor musical Isaac Hayes III, idearon una red social que pone el foco en la monetización de contenidos y hoy cuenta con inversiones de estrellas del rap internacional como Snoop Dogg.

La app es Fanbase, una plataforma que tiene una valuación de US$160 millones de dólares basada en dos pilares, la generación de contenido de calidad y el apoyo monetario a los creadores, que pueden utilizar la aplicación de manera gratuita para generar sus propios ingresos.

En su adolescencia, para seguir su pasión, Ramiro estudió licenciatura en Computer Information Systems, una disciplina que combina el análisis de sistemas con la gestión empresarial. Esta decisión se vio reforzada cuando obtuvo una beca para estudiar y jugar al fútbol en la Universidad de Mercer, Georgia, Estados Unidos. Luego ya retirado del fútbol profesional, comenzó a trabajar para EMC (hoy Dell Technologies) donde reforzó su pasión por el software.

“Nuestra relación profesional comenzó a partir de un cuaderno de ideas que yo llevaba siempre conmigo a todos lados y que creía firmemente de que de ahí iba a salir la idea que me iba a permitir crear mi propia empresa”, afirmó Julián. “Una de esas anotaciones básicamente hablaba de hacer outsourcing de producción desde Argentina hacia los Estados Unidos, y se lo propuse a Ramiro, que estaba allá. Se podría decir que ese fue el punto de partida de nuestra experiencia laboral juntos”.

Determinados y resolutivos, en solo tres años, inauguraron sus primeras oficinas en el barrio de Palermo y en la ciudad de Atlanta (Estados Unidos). Así nació ConsultR, que ambos definen como una empresa de software con la capacidad de convertir sus proyectos en negocios exitosos, tanto como participantes activos como propietarios de los productos y servicios que desarrollamos.

Más tarde, por una necesidad de Ramiro de conseguir talentos para sus proyectos en Estados Unidos, inició una búsqueda en Argentina de diseñadores y desarrolladores IT. Fue así como se unió otro gran amigo de la infancia, Santiago Nogues, quien a su vez trajo a Federico Cardinali. La base estába.

“En 2020, después de haber ayudado a desarrollar la estrategia digital para una película independiente en Estados Unidos, uno de los productores nos presentó a Isaac Hayes III y de ahí se creó una sinergia única”, confesó Bravo. “Isaac es una persona muy visionaria y creativa, compartió sus ideas acerca del valor de los contenidos y la importancia de retribuirles a los creadores”.

En ese momento no existía ninguna aplicación que tuviera ese concepto y la industria estaba acostumbrada a crear contenido solamente por Likes. “Isaac estaba convencido de la necesidad de modificar ese enfoque. ConsultR tomó esa idea y desarrolló la aplicación. Fue así como surgió la idea de Fanbase: una plataforma que redefine el vínculo entre creadores y su audiencia al centrarse en la remuneración justa por el contenido generado”.

Ramiro y Julián participaron en un primer momento como desarrolladores de esta red social ideada por el estadounidense para luego asociarse y transformarla en un nuevo negocio. El respaldo no tardó en llegar. La app contó con el apoyo de inversores de la talla de Snoop Dogg, Jermaine Dupri, Killer Mike, Charlamagne Tha God y Kandi Burruss. Con una valuación inicial de 85 millones de dólares y gracias al aporte de más de 14 mil inversores, este año ya se aseguró una nueva valuación de 160 millones al empezar una nueva ronda de inversión en Start Engine.

Cómo es la plataforma de música y contenidos creada por los argentinos
La app se distingue por su enfoque en dos verticales fundamentales: la generación de contenido de calidad y el apoyo monetario a los creadores, que pueden utilizar la app de manera gratuita para generar sus propios ingresos. “Con el objetivo de empoderar a los generadores de contenido, establece un entorno donde la originalidad y la calidad del contenido se traducen en oportunidades económicas significativas”, explicó Cánovas.

La monetización sigue siendo un desafío para la mayoría de los usuarios en este tipo de plataformas. Mientras que algunos logran generar ingresos significativos, la gran mayoría encuentra difícil monetizar su contenido de manera efectiva. Por eso, a diferencia de los modelos tradicionales basados en publicidad, esta nueva app ofrece dos modelos de ingresos: por un lado, suscripciones para acceder a contenido exclusivo y, por el otro, la compra de una moneda digital llamada Love que permite interactuar con los contenidos. Además, permite a un usuario suscribirse a otro usuario, lo que da un impulso y reconocimiento único a los creadores.

“Fanbase se destaca por ser una plataforma que centraliza las funcionalidades de otras redes sociales como TikTok, Instagram, X, YouTube o Clubhouse, así como del Creator Economy, como Patreon”, aseguró Ramiro. Su enfoque único de centralizar todo en un solo lugar la hace diferente y, según sus desarrolladores, rentable.

En cuanto al crecimiento proyectado para 2024, se espera que la plataforma supere el millón de usuarios y que logre reunir otros 17 millones de dólares a través de Start Engine, para consolidarse entre las apps preferidas de los creadores de contenidos con el objetivo de marcar el camino hacia una industria más justa y colaborativa.

Fuente: TN