Tráfico de animales silvestres: la ONU afirma que esta práctica «no se ha reducido» en 20 años

El tráfico ilegal de animales y flora silvestres sigue siendo una de las problemáticas más preocupantes que golpea al planeta, según el Informe Mundial sobre Delitos contra la Vida Silvestre de la ONU, publicado este lunes, que señala que es fundamental que los gobiernos no se centren solo en especies «emblemáticas», como los elefantes.

De acuerdo con el estudio que se publica cada cuatro años, el tráfico disminuyó a la mitad en 2020 y 2021, debido a la pandemia de covid, pero no tuvo una baja real. «El tráfico de vida silvestre en general no se ha reducido sustancialmente en dos décadas», señaló la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD).

El organismo reclamó, además, la implementación de medidas en las que se incluyan una mejor aplicación y cumplimiento de la legislación, incluidas las leyes anticorrupción.

El informe comprende a los delitos contra la vida silvestre, «como la recolección ilegal de plantas suculentas y orquídeas raras», además del tráfico de reptiles, aves, peces, y mamíferos que desempeñaron un rol clave en las extinciones locales o mundiales.

El informe comprende a los delitos contra la vida silvestre, «como la recolección ilegal de plantas suculentas y orquídeas raras», además del tráfico de reptiles, aves, peces, y mamíferos que desempeñaron un rol clave en las extinciones locales o mundiales.

El tráfico ilegal de animales en números
De acuerdo con el informe de la ONU, el cual reveló que el tráfico ilegal de animales se mantiene como hace 20 años, durante el período de 2015-2021, las incautaciones de 13 millones de artículos mostraron un comercio ilegal de alrededor de 4.000 especies de plantas y animales en 162 países y territorios. Entre las especies más comunes se encontraban los corales (16%), los cocodrilos (9%) y los elefantes (6%).

El estudio señala que la lucha contra el tráfico de marfil de elefante y cuerno de rinoceronte resulto ser un punto positivo, puesto que pudo verse un descenso de la caza furtiva, las incautaciones y los precios de mercado en la última década.

Fuente: Canal 26