Tras la ruptura con Mauricio Macri, Patricia Bullrich afianzó sus lazos con Javier Milei

Patricia Bullrich cerró una semana en la que se quebró el PRO y armó una línea interna para confrontar con Mauricio Macri. Y lo hizo de una manera muy especial con una foto junto al presidente Javier Milei en su despacho de la Casa Rosada. La ministra de Seguridad buscó mostrar su alineamiento con el referente de La Libertad Avanza, luego de que el partido amarillo ratificara la voluntad de su fundador de rechazar cualquier tipo de fusión aunque dejó abierta la posibilidad de una alianza electoral.

«Me reuní con el presidente Milei y le traje una gran noticia: esta semana fue la que más droga se secuestró desde que arrancamos. ¡Nuestro trabajo no para!», publicó la funcionaria en sus redes sociales, con una selfie con el Jefe de Estado con la pose tradicional de los pulgares arriba. El anuncio, por supuesto, fue una excusa.

El jueves se produjo la ruptura del bullrichismo con el macrismo dentro del PRO. La ministra y Macri habían pactado que ella iba a conducir la asamblea del partido. Sin embargo, el ex mandatario promovió para la conducción de este órgano al diputado nacional Martín Yeza.

Enfurecidos, los bullrichistas abandonaron el y se instalaron en una confitería cercana. Mientras tanto, la asamblea acordó tres puntos: «somos el cambio», «el PRO no se fusionará con otros partidos» y «apoyamos al gobierno de Javier Milei y todas las iniciativas que acompañen el cambio que la Argentina votó». 

El segundo item era una respuesta a Milei, que había vaticinado una fusión PRO – La Libertad Avanza, pero también a Bullrich que promovía este acercamiento. De hecho, sus diputados y senadores bonaerenses armaron bloques con la denominación PRO Libertad.

De hecho, ya hubo un antecedente en la provincia de Buenos Aires, cuando los representantes de Macri renunciaron en masa a sus cargos partidarios, para que se llame a elecciones. A instancias del ex presidente, el jefe del bloque de diputados nacionales del PRO, Cristian Ritondo, quedó como titular del partido en territorio bonaerense.

Al día siguiente, los dardos cruzados siguieron. «Terminan haciendo del PRO un partido más chiquito y un partido cerrado para los amigos», se quejó Pablo Walter, dirigente y armador político que responde a Bullrich.

Yeza, por su parte, argumentó que fue el «90% de los asambleístas» los que votaron por «una renovación del partido». También advirtió que si el PRO no colabora con LLA, «se podría poner peligrosa la Argentina»

Bullrich respondió a lo que consideró una «amenaza» de Yeza. «El que no colabora con este Gobierno es porque no quiere ver crecer al país», lanzó. Tras la jura de Federico Sturzenegger como titular de la flamante cartera de Desregulación y Transformación, la ministra concluyó el día con la foto con Milei.

Fuente: El Destape