Turquía analiza sacrificar 4 millones de perros callejeros de no encontrar adoptantes

Decenas de ciudadanos y celebridades como Ajda Pekkan se pronunciaron en contra de sacrificar perros callejeros.

El Gobierno de Turquía estimó que existen cerca de 4 millones de perros callejeros en el país que podrían ser sacrificados si se aprueba una nueva ley. Dicha legislación propone la eliminación de todos los animales capturados a los que no se les encuentra dueño en un plazo de 30 días.

Gracias a esta iniciativa, Turquía se encuentra en medio de una intensa controversia, ha generado reacciones mixtas y alimentado el debate público sobre el manejo de los perros callejeros en el país.

La ley busca controlar la población de perros vagabundos y reducir los posibles riesgos para la salud pública y la seguridad ciudadana. Una de las opciones para disminuir la cantidad de canes sin dueño es castrarlos, sin embargo, autoridades consideran estos esfuerzos insuficientes.

Turquía y el problema de los perros callejeros

Ibrahim Yumakli, ministro de agricultura y silvicultura de Turquía, abordó la problemática de los perros callejeros en el país a través de la red social X (anteriormente Twitter). Señaló que el crecimiento de la población de mascotas se debe a “la ausencia de una persona o institución que asuma legalmente las responsabilidades de estos animales”.

“Considerando la necesidad de tener en cuenta cierta información técnica en las discusiones sobre soluciones a este problema, me gustaría llamar la atención del público sobre las siguientes cuestiones”, escribió Yumakli

El primer punto que abordó el ministro fue la cantidad de perros callejeros en el país que, según sus cifras, “se acerca a los 4 millones”. Este número se debe a que cada hembra puede dar a luz entre una y dos veces al año y cada camada es de un promedio de entre seis y 7 cachorros.

Como los animales se mueven constantemente y nunca permanecen en un solo lugar, los gobiernos locales no son capaces de mantener “registros precisos” que determinen el número exacto.

“Según datos científicos, controlar la proliferación de perros callejeros es posible castrando al 70% del total en un año. Sin embargo, en los últimos 5 años se han esterilizado un promedio de 260.000 canes, alcanzando un máximo anual de 350.000″, acotó el ministro.

Otra de las cuestiones que preocupan al mandatario es que Turquía “está definido como categoría de alto riesgo” en términos de peligro por rabia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras naciones “emiten advertencias de viaje” a los ciudadanos que visitan el país.

Citando datos del Ministerio de Salud, Yumalki señaló que el promedio de contactos con riesgo de rabia, que incluye animales domésticos, entre el año de 2018 y 2022 fue de 267.000, mientras que únicamente en 2023, la cifra se duplicó, alcanzando los 438.000. “Es evidente que esta situación es alarmante en términos de vida y salud humana”, recalcó.

“Según datos del Ministerio del Interior, en los últimos 5 años se registraron 55 muertos y 5.147 heridos en 3.534 accidentes de tránsito con atropello a animales”, explicó en su quinto punto el ministro turco.

Decenas de personas en contra de la iniciativa

Yumakli consideró que los debates y opiniones públicas externadas durante los últimos días “son extremadamente valiosas”.

“Creo que nuestro país superará este problema con propuestas realistas de solución por parte de expertos, especialmente científicos, y el apoyo de nuestros ciudadanos”, agregó Yumakli.

Según la agencia de noticias, una gran cantidad de ciudadanos y celebridades como la cantante pop Ajda Pekkan, han mostrado su inconformidad en contra de la iniciativa.

En Estambul también es habitual encontrarse con perros callejeros que gozan de un cuidado sin igual; son alimentados, cuentan con un chip en la oreja con el que veterinarios locales pueden llevar un seguimiento sanitario y tienen un carácter pacífico y social, no obstante, hay zonas con manadas más agresivas que asustan a los locales.

Fuente: Noticias Ambientales