VIDEO | Policías demoran a un joven que iba  a una olla popular en la plaza Pringles

Integrantes de “Suena el Bajo”, un grupo de jóvenes artistas que realizan actividades solidarias, fueron requisados por policías cuando se dirigían a una olla popular en la plaza Pringles. Uno de ellos, además, fue demorado por portación de arma blanca, cuando, en realidad, llevaba cubiertos.

La agrupación organiza, todos los viernes al mediodía, una actividad denominada “Girando el cucharón”. En la plaza central de la ciudad, reparten comida que elaboran en el momento, con donaciones que reciben y que ellos mismos aportan.

Cuando algunos de los integrantes de “Suena El Bajo” se dirigían hacia la olla popular, fueron interceptados por policías de calle, que les solicitaron documentación, les preguntaron si portaban “sustancias” y detuvieron a uno de ellos por la supuesta tenencia de arma blanca.

A través de un video en las redes sociales, el grupo insistió en que son perseguidos por la Policía “por darle de comer a la gente”.

“Hacemos responsables al Gobierno de la Provincia de Claudio Poggi y al Jefe de la Policía del abuso de poder que sufrimos y sufren todas las personas pertenecientes a la cultura, quienes se acercan a comer todos los viernes a la plaza”, denunció Suena El Bajo en Instagram.

El demorado fue liberado seis horas más tarde.

«El arte no es delito y el hambre tampoco», sentencia el posteo.

No es la primera vez que la Policía hostiga a los integrantes de la agrupación artística: en marzo, ya los retuvo en la calle cuando reunían las donaciones de alimentos.