“Voy a ir uno por uno”: el acusado de matar a su hijo se escapó del hogar de menores y los amenaza de muerte

A las 22.30 del sábado, la mamá de Tomás Sánchez, el exfutbolista de las divisiones juveniles de Midland que fue asesinado de un disparo, recibió un inesperado mensaje por redes sociales. Una chica le dijo que vio al asesino de su hijo comprando en un kiosco, pero lo extraño era que supuestamente se encontraba alojado en un instituto de menores en La Plata. “Empezamos a averiguar y sí, se había escapado”, contó Mariángeles Alderete en diálogo con TN.

Desesperada, llamó al fiscal de la causa para consultarle si lo habían liberado. Sin embargo, él les dijo que “no podía ser”, que no estaba al tanto de nada. Mientras estaba llegando a la comisaría para averiguar, le llegó un mensaje del letrado en donde le confirmaba la noticia: el asesino se había fugado.

Al poco tiempo, supieron que huyó el viernes al mediodía. Recién se enteraron un día y medio después a través del mensaje de una joven en la página de Instagram (@justicia.por.tomas) donde piden justicia por el crimen: “Ni el fiscal ni la jueza sabían que se había escapado”.

En ese momento, empezaron a compartir fotos del acusado. “Le decíamos a la gente que tenga cuidado porque estaba suelto”, comentó. Sin embargo, jamás imaginaron que el mismo asesino les iba a contestar con fuertes amenazas.

“En la primera publicación, que era diciendo que se fugó, nos mandó un emoji riéndose”, reveló Mariángeles. Pero no se detuvo ahí. En otro posteo se mostró más desafiante: “Donde me mandaron -por el instituto de menores- altos tarados eran”.

Cuando parecía que las intimidaciones no podían ser peores, volvió a atacar, aunque esta vez cargó de lleno contra la familia. “Uno por uno voy a ir, vas a ver. Más vale que me doy el lujo -de amenazar-, si a mí me re da”.

Cuando parecía que las intimidaciones no podían ser peores, volvió a atacar, aunque esta vez cargó de lleno contra la familia. “Uno por uno voy a ir, vas a ver. Más vale que me doy el lujo -de amenazar-, si a mí me re da”.

Tras esto, publicó una foto de él a dos cuadras de casa de Tomás haciendo wheelie. “Anduvo todo el tiempo por acá y nos amenaza, eso es lo más triste. Vos decís se fugó y bueno, pero anda libre y hace lo que quiere”, denunció Mariángeles.

“No se escapó ni un gato ni un perro, se escapó un asesino. Me da miedo porque no sabemos cómo puede reaccionar. Las leyes lo amparan y sabe que puede entrar y salir”, continuó. De la misma manera, tiene sospechas de que alguien colaboró con su escape: “Para mí lo ayudaron a salir, porque no puede ser”.

Uno de los conductores comenzó una pelea con él. En ese momento, otro de los motociclistas sacó un arma de fuego y le disparó, hiriéndolo dos veces en el estómago.

Sánchez cayó al suelo y murió en el acto, mientras que su agresor escapó en una moto blanca, aunque pocos días después fue detenido.

Por su parte, los demás motociclistas también se alejaron del lugar al escuchar los disparos. “No conocía a estos chicos, nunca tuvo relación, nunca un cruce ni nada”, comentó la madre de la víctima en diálogo con TN.

Fuente: TN